hacer una endodoncia

¿Cuándo la endodoncia se vuelve un tratamiento necesario?

La endodoncia es un tratamiento dental preventivo que te ayuda a evitar, en muchas ocasiones, a perder tu pieza dental. Es por ello que es importante que se haga a tiempo.

¿Cuándo sé que necesito una endodoncia?

La endodoncia se vuelve importante cuando tu dentista considera que es necesario es necesario eliminar la pulpa dental afectada por una infección. En un principio es posible que hayas tenido caries que no atendiste a tiempo y la infección llegó hasta la parte interna de tu diente y así lesionando la pulpa.

¿Por qué es importante hacerte una endodoncia?

Si la infección que entró a tu diente ha llegado ya a la pulpa y la empezó a lesionar es importante que te realices una endodoncia para de esta forma evitar la pérdida completa de tu pieza dental. En un principio con la endodoncia solo se ingresa a la pulpa y ésta se extrae sin quitar tu pieza dental.

Además de las caries, ¿qué más puede hacer que yo necesite una endodoncia?

Si haz sufrido una fractura en tu diente y la has dejado pasar es posible que a través de esa fractura algún tipo de infección entre hasta la pulpa del diente, lo que puede causar mucho dolor o sensibilidad. Si tienes una fractura no atendida es posible que debas hacerte una endodoncia y reparar tu pieza.

¿Cuáles son los síntomas que me indican que necesito una endodoncia?

En un principio es importante que acudas con tu dentista por lo menos 2 veces al año para hacerte una limpieza profunda. Hacer esto evitará que te tengas que hacer tratamientos para solucionar algún problema en vez de haberlos podido evitar, como la endodoncia. Los síntomas que indican que podrías necesitar una endodoncia son:

  • Encías inflamadas
  • Dolor o sensibilidad en algún diente
  • Mal olor (halitosis)
  • Fractura o fisura en tus piezas dentales

¿Te han quedado más dudas sobre la endodoncia? Déjanos tus comentarios.

Un Comentario

  1. Od. Luis Marcano

    Como Odontólogo estoy de acuerdo y avalo lo que los colegas exponen en este artículo

    Una de las consecuencias de demorar un tratamientos de conductos es el tan temido dolor de dientes a causa del avance de la infección hacia el área periapical, alrededor de la raíz de cada diente

    Hoy en día los tratamientos de conductos son procedimientos seguros y predecibles que se realizan sin ningún tipo de incomodidad para el paciente

    Una recomendación adicional, luego del tratamiento de conductos el paciente debe regresar rápidamente a su Odontólogo restaurador para que le haga la restauración definitiva

    Dejar que los días pasen pone en riesgo al diente tratado de que se filtre y que incluso haya que repetir el tratamiento de conductos

    Gracias por el aporte

    Saludos desde Caracas

Deja un comentario

Diseñado con por Octopus Agencia de Marketing Digital